Conoce San Andrés de Teixido

Se dice que va de muerto el que no fue de vivo, por ello es una parada obligatoria, al menos, una vez en la vida.

Según la leyenda, San Andrés estaba triste ya que su templo se encontraba solitario en comparanza con la catedral de Santiago Apóstol, por lo que le prometieron que si todos los mortales no acudían al templo de vivos, lo harían después de su muerte en forma de insecto o animal reencarnado.
Hoy es el segundo centro más visitado de peregrinaje de toda Galicia.